Rumores apuntan que se esta trabajando en un reboot de “True Blood”

Si son buenas o malas noticias para sus millones de seguidores en todo el mundo todavía está por ver, pero True Blood podría ser objeto de su propio ‘reboot’ muy pronto y además de la mano de uno de los creativos televisivos más populares de los últimos años. Según ha podido saber TVLine, el creador de Riverdale y Las escalofriantes aventuras de Sabrina, Roberto Aguirre-Sacasa, sería el responsable de la puesta en marcha de un reinicio de la exitosa serie protagonizada por Anna Paquin y Stephen Moyer entre 2008 y 2014 que, según parece, se encuentra en sus primeras fases de desarrollo en HBO.

Aunque HBO, según menciona la citada publicación, no ha confirmado la noticia, el proyecto tiene muchas papeletas para materializarse y, de hecho, el de Aguirre-Sacasa solo es uno de los nombres que ya están vinculados al proyecto. TVLine también ha podido saber que el ‘showrunner’ estará acompañado de la creadora de NOS4A2 Jami O’Brien como guionista y productora ejecutiva y del propio Alan Ball, creador de la serie original, quien también ejercería como productor ejecutivo.

Como recordarás, True Blood estaba basada en la famosa saga de novelas de Charlaine Harris conocida como Los misterios de los vampiros del sur. Emitida durante siete temporadas, la ficción, repleta de vampiros y otras criaturas sobrenaturales, fue un auténtico bombazo en la cadena estadounidense durante años, siendo los amores entre sus personajes el centro de las pasiones de su millonaria legión de fans. En ella, además de Paquin y Moyer, participaban Alexander Skarsgård, Sam Trammell, Ryan Kwanten, Rutina Wesley, Kristin Bauer van Straten y Joe Manganiello, entre muchos otros. Todos ellos se quedaron con trocito de nuestros corazones.

Poco se sabe sobre los planes de Aguirre-Sacasa para el ‘reboot’ de True Blood, pero las reacciones de los fans de a inolvidable serie no se han hecho esperar. Eso sí, son de lo más dispares, con algunos de ellos tomando las redes sociales para argumentar la no necesidad de reiniciar una historia que ya fue cerrada o indignados por la falta de ideas en la industria.

Fuente: Sensacine