Netflix y HBO Max en guerra por el estreno de “Godzilla vs. Kong”

Los estudios de Hollywood están en una encrucijada, ya que ninguno quiere arriesgarse a estrenar ninguna de sus grandes producciones en cines pero tampoco pueden seguir aplazando todos hasta que mejore la situación provocada por el coronavirus. Ahora es ‘Godzilla vs. Kong’ la película que más está dando que hablar por su posible salto al streaming y la guerra que ha iniciado entre Netflix y HBO Max.

En Hollywood Reporter fueron los primeros en informar que Netflix había hecho una oferta de más de 200 millones de dólares para hacerse on ella, información confirmada posteriormente por Deadline. Una oferta bastante seductora para Legendary, que financió el 75% de los costes de ‘Godzilla vs. Kong’, pero que ha sido bloqueada por WarnerMedia, que se ocupó del 25% restante.

¿Cómo es posible que una parte minoritaria tenga ese poder? Pues porque Warner tiene control sobre el lanzamiento de la película y tiene un plan bien distinto para ‘Godzilla vs. Kong’. En concreto, quiere que la cinta dirigida por Adam Wingard acabe en HBO Max y ha bloqueado el trato con Netflix para así tener tiempo de preparar una oferta con la que quedársela.

Además, en caso de ir a HBO Max, ‘Godzilla vs. Kong’ probablemente recibiría un trato similar al de ‘Wonder Woman 1984’, que llegará a dicha plataforma de streaming y a los cines norteamericanos al mismo tiempo, estrenándose en salas comerciales en el resto del mundo.

Veremos si Warner consigue cerrar un acuerdo con Legendary, porque la oferta de Netflix es de lo más tentadora. Recordemos que Netflix no tiene presencia en China y que las anteriores películas del Monsterverse funcionaron especialmente bien en ese país. En concreto, el 26% de la taquilla combinada de ‘Godzilla’, ‘Kong: La isla calavera’ y ‘Godzilla: Rey de los monstruos’ se consiguió en China.

Desde Warner siguen insistiendo a día de hoy que su plan es estrenar ‘Godzilla vs. Kong’ el año que viene en cines tal y como estaba previsto, pero con ‘Wonder Woman 1984’ la postura fue la misma hasta que el cambio se hizo oficial.

Fuente: Espinof