La cineasta venezolana Elia Schneider falleció en Los Ángeles

Profesional del teatro, directora y productora de cine. De su filmografía como cineasta sdestacan sus cuatro largometrajes: Huelepega (2000), Punto y Raya (2004), Des-autorizados (2010) y Tamara (2016)

Nacida en Caracas, es hija de sobrevivientes del Holocausto. Desde temprana edad practicó la danza y el ballet clásico. También estudió Psicología en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), de la que egresó en 1978. Pero no fue eso lo que ejerció.

Fundó la compañía Teatro Dramma, donde presentó numerosos montajes en el teatro experimental La Mama, en Nueva York, fue profesora de la Academia de Actuación Stella Adler de Los Ángeles.  Pero pronto ingresaría a trabajar en el cine.

“Un día, cuando presenciaba la bajada de una de mis obras, sentí una gran nostalgia al ver cómo desarmaban la escenografía, y me di cuenta de que debía pasar de nuevo a otra forma de expresión donde quedara un registro y donde se pudieran utilizar nuevos códigos para crear otros contextos. En ese momento comenzó mi interés en el cine”, dijo en una entrevista en 2011.

De su filmografía como cineasta se destacan sus cuatro largometrajes: Huelepega (2000), cuyo rodaje fue detenido por la policía por retratar cinematográficamente la realidad de los niños en las calles de Caracas.

Cuatro años más tarde realizó Punto y Raya, que narra la historia de un soldado colombiano y otro venezolano en la frontera común y que ganó el Premio a la Mejor Película en el Festival de Cine Latino de Los Ángeles, entre otros.

Luego en 2010 estrenó Des-autorizados, una película que está basada en su experiencia como profesional del teatro.

El último largometraje que hizo fue Tamara, inspirada en la vida de la diputada Tamara Adrián y fue la cinta más taquillera en el año 2016.

Elia Schneider también fungió como productora y directora de casting en los largometrajes Sicario (1994), Garimpeiros (1999), El Don (2006) y Un lugar lejano (2009), dirigidos por su esposo, el productor y realizador José Ramón Novoa.