Murió la actriz Kelly Preston a los 57 años

La intérprete, que compartió cartel con su marido John Travolta en su último trabajo, ‘Gotti’, ha fallecido tras una larga lucha contra el cáncer de mama

 

La actriz Kelly Preston ha fallecido el pasado domingo 12 de julio como consecuencia de un cáncer de mama. Su representante ha sido el encargado de comunicar, a la revista People, que, tras una larga lucha durante dos años contra la terrible enfermedad, la protagonista de Jerry Maguire ha perdido la vida. Al parecer, según se recoge en el comunicado, Preston, que mantuvo en secreto su dolencia, “ha estado recibiendo tratamiento médico a lo largo de un tiempo”. En el documento emitido por su representante también se pide que se respete “la privacidad de la familia en este momento”, sin olvidarse de resaltar la bondad que siempre ha caracterizado a la intérprete.

Era un alma brillante, hermosa y cariñosa, preocupada siempre por los demás, y que daba vida a todo lo que tocaba

 

Por su parte, su marido, el también actor John Travolta, también ha querido compartir en sus redes su más profunda tristeza con un emotivo mensaje en su cuenta de Twitter.

“Muy a mi pesar, comunico que mi preciosa esposa Kelly ha perdido su batalla, de dos años, contra el cáncer de mama. Ella llevó a cabo una valiente lucha con el amor y el apoyo de muchas personas. Mi familia y yo siempre estaremos agradecidos a los médicos y enfermeras del MD Anderson Cancer Center, a todos los centros médicos que ha colaborado, así como a sus amigos y seres queridos que han estado a su lado. El amor y la vida de Kelly siempre serán recordados. Me tomaré un tiempo para estar con mis hijos, que han perdido a su madre, así que perdonadme si no tenéis noticias nuestras durante una temporada. Pero, tened en cuenta que sentiré vuestro amor durante las semanas y meses que necesitaremos para recuperarnos [John Travolta]”

 

Kelly Preston comenzó su carrera como actriz en la pequeña pantalla, a comienzos de la década de los 80, con pequeños papeles en series como Hawaii 5-0, El trueno azul y For Love and Honor, entre otras. En 1983, comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo del cine, donde debutó, en 1983, en la película Al filo de la medianoche, protagonizada por Charles Bronson. Sin vergüenza (1985), Los gemelos golpean dos veces (1988) -junto a Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito- y Run, perseguido por todos (1991) son otros de los largometrajes en los que participó la actriz.

En 1996, Preston se puso a las órdenes de Robert Rodriguez, en Abierto hasta el amanecer; de Alexander Payne, en Citizen Ruth, y de Cameron Crowe, en Jerry Maguire, en la que compartía cartel con Tom Cruise. La actriz, nacida en Honolulu (Hawaii), también trabajó junto a Kevin Costner en Entre el amor y el juego (1999), de Sam Raimi. Ya en la década de los 2000, se puso a las órdenes de James Wan en el ‘thriller’ Sentencia de muerte, protagonizado por Kevin Bacon, participó en varios episodios de la serie de televisión Médium, junto a Patricia Arquette, y se unió a la producción de Disney, “Padres a la Fuerza”, en la que compartía escenas con John Travolta y Robin Williams.

Curiosamente, su último trabajo como actriz fue junto a su marido en el ‘biopic’ Gotti, de Kevin Connolly, en el que el Travolta interpreta al mafioso norteamericano John Gotti.

Fuente: Sensacine