Las 50 películas clásicas que puedes ver en servicios de streamings

Un servicio de utilidad pública con producciones con más de 40 años de antigüedad, disponibles en plataformas como Netflix, Prime Video, HBO Go y Fox App.

Las películas “antiguas”, junto a los clásicos de acción y artes marciales de la era de los videoclubes, encabezan generalmente a las grandes ausencias en los servicios de streaming.

Aunque es fácil dar con las películas de los ochentas y noventas, especialmente lo que concierne a aquellas que siguen siendo las más populares, no sucede lo mismo con las obras de la década de 1970. Ni hablar con aquellas que son de décadas anteriores.

Pero en un escenario en el que la mayoría generalmente busca a los estrenos, y consume lo nuevo que está más a mano, no es mala idea parar la moto con las novedades y dar, en contraste, una revisión a clásicos. Les aseguro que darán con más de una joya.

En este nuevo servicio de utilidad pública de Mouse, rastreamos cuatro streamings populares (Netflix, Prime Video, HBO Go y Fox App) para constatar cuál es su oferta de películas anteriores a 1980.

A continuación encontrarán alrededor de 50 películas con más de 40 años de antigüedad.

Netflix

A la hora señalada (High Noon, 1952)

Uno de los western más clásicos de todos los tiempos, protagonizado por Gary Cooper, Grace Kelly y Lloyd Bridges. Su historia presenta a un joven recién casado que se retiró como sheriff, pero que deberá volver al deber cuando un grupo de pistoleros llega a su pueblo clamando una vieja venganza. El problema es que nadie le ayuda, porque todos en el pueblo son cobardes.

Busco mi camino (Easy Rider, 1969)

La obra que marcó para siempre a las “road movies” y al nuevo cine estadounidense, siguiendo a dos motociclistas, interpretados por Dennis Hopper y Peter Fonda, que atraviesan su país con el objetivo de llegar a un carnaval en Nueva Orleans. En el camino se cruzan con hippies, el tráfico de cocaína y un abogado que le valió su primera nominación al Oscar a Jack Nicholson.

Encuentros cercanos del tercer tipo (Close Encounters of the Third Kind, 1977)

Tras el éxito de Tiburón, Steven Spielberg concretó a una de las historias de alienígenas más importantes. Siguiendo a un tipo (Richard Dreyfuss) que se obsesiona con dar con la verdad tras experimentar un encuentro cercano, sin importar que eso signifique dejar a su familia abandonada, este es uno de los mayores clásicos de la ciencia ficción.

El Maestro Borracho (Zui quan, 1978)

Parte comedia y parte acción, es la película que lanzó a Jackie Chan al estrellato, permitiéndole tomar el relevo que quedó abandonado tras la muerte de Bruce Lee. Su humor físico es notable, pero también la destreza del artista marcial que sufre para aprender las destrezas de “los ocho inmortales del vino”.

El Padrino (The Godfather, 1972)

Considerada como una de las mejores películas de la historia, la obra inmortal de Francis Ford Coppola sigue siendo tan apasionante como lo fue en el momento de su estreno para presentar la saga de los Corleone. Plagada de momentos que se han vuelto parte de la cultura popular, repetírsela para muchos es una tradición. Y si no la han visto, ¿Qué están esperando?

El Extraño (The Stranger, 1946)

Aprovechando el foco que tuvieron sobre la carrera de Orson Welles con el rescate de The Other Side of the Wind (2018), la plataforma de streaming tiene este clásico que tiene una particularidad: su historia se centra en la búsqueda de un nazi ideologo del holocausto que ha borrado el rastro de su pasado. Todo esto en una película estrenada un año después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

La Cámara 36 del Shaolin (Shao Lin san shi liu fang, 1978)

Si han seguido la carrera de Quentin Tarantino, en más de una ocasión habrán escuchado de la influencia que tuvo esta obra en la carrera del director y su trabajo en la saga de Kill Bill. De hecho, el protagonista de esta película, el gran Gordon Liu, tuvo varios roles en esa película, incluyendo al maestro Pai Mei. Pero volviendo a este clásico producido por los hermanos Shaw, solo necesitan saber que es la historia de un monje que entrena y se prepara para enseñar al ciudadano común, para que esta pueda defenderse de un régimen opresor.

La Vida de Brian (Life of Brian, 1979)

Brian Cohen es un tipo común y corriente cuya vida pudo haber pasado sin pena ni gloria, pero de todas formas estaba destinado para grandes cosas, ya que nació en un establo muy cerca del que nació Jesús. El clásico de Monty Python es una puerta de entrada a las drogas dura de la comedia y no van a detenerse ahí.

Los caballeros de la mesa cuadrada (Monty Python and the Holy Grail, 1975)

La parodia del Rey Arturo, y las historias medievales, tiene momentos sin sentido, pero nada le gana a su final. De hecho, basta y sobra con decir que ese es el momento más Monty Python posible.

Shane: El Desconocido (Shane, 1953)

Considerado como uno de los western por excelencia, Shane es la historia de un pistolero errante que intenta dejar atrás los días de violencia, y asentarse en paz, pero inevitablemente es convocado a las armas una vez que se cruza en el camino de un terrateniente que se cree dueño de todo. Con Alan Ladd y Jack Palance, la película fue dirigida por el histórico George Stevens (Un lugar en el sol, Gigante).

Amazon Prime

Atrapado sin Salida (One Flew Over the Cuckoo’s Nest, 1975)

Solo tres películas en la historia han logrado ganar los cinco premios más importantes en los Oscar. Esta es una de ellas, ya que además del premio mayor, Milos Forman ganó por su dirección, Bo Goldman y Lawrence Hauben por el mejor guión adaptado, Jack Nicholson fue destacado como mejor actor por su rol de un tipo que se hace pasar por loco para evadir un castigo en una cárcel cómun y Louise Fletcher hizo lo propio interpretando a la detestable enfermera que lo controla todo. Una historia de crimen, castigo y control.

El Exorcista (The Exorcist, 1973)

Es una película que no requiere mayor presentación, al ser probablemente la obra cinematográfica de terror más relevante y elogiada de la historia. La lucha por el alma de Regan, entre Pazuzu y los padres Merrin y Karras, es un clásico imperecedero.

El furor del dragón (Eng long guojiang, 1972)

Solo cinco película tienen a Bruce Lee de protagonista y esta es la penúltima que alcanzó a filmar. Por si no lo saben, a lo largo de la historia cinematográfica del legendario artista marcial, sostuvo un montón de duelos que sustentaron su inmortalidad. Aunque esta no es la obra más popular, sí es aquella en la que se enfrentó a Chuck Norris en una popular escena en el coliseo romano.

El Padrino 2 (The Godfather 2, 1974)

La primera ya la rescatamos más arriba, y también está en esta plataforma, pero además en esta plataforma tienen a su continuación, considerada no solo como la mejor secuela de la historia, sino que también con una obra que algunos creen que supera al original. El desenlace de la decisión final de Michael ayuda a eso, junto a secuencias como aquella con el beso a Fredo. Sí, porque le rompió el corazón.

Pánico en el Transiberiano (Horror Express, 1972)

Dos actores que colaboraron con la legendaria Hammer Productions en la década de los cincuenta, Christopher Lee y Peter Cushing, se reunieron en esta producción que no es el mayor clásico de la historia, pero sí permite tener un viaje retro a otra forma de filmar terror. Su historia se centra en un antropólogo (Lee), quien viaja desde China hacia Moscú transportando a los restos de un humanoide prehistórico que descubrió en una cueva. Junto a él viaja un colega rival (Cushing) y obviamente el viaje no es precisamente paradisíaco.

Los Guerreros (The Warriors, 1979)

El clásico de Walter Hill sobre el viaje más peligroso en Nueva York siempre trae a colación a uno de sus diálogos más clásicos: Can you dig it?. También a todos los problemas que comienzan a vivir los miembros de una pandilla, los guerreros en cuestión, luego de que uno de los suyos presencia el asesinato del líder criminal pandillero a manos de un subalterno. Y lo que viene a continuación es un escape por las calles, ya que solo hay un lugar seguro: su lejano territorio.

Tiburón (Jaws, 1975)

La película que destapó la carera de Steven Spielberg es una joya, que aborda tópicos habituales de las historias de pescadores, como la obsesión por la presa, así como la tontera de las autoridades que ponen la economía por delante de la salud pública. También está compuesta por secuencias de gran ingenio que manejan los hilos del suspenso ante la imposibilidad de mostrar siempre al escualo gigante en pantalla. Las escenas de los barriles amarillos, la historia del USS Indianapolis, los personajes, la música de John Williams. En fin, un clásico inmortal.

Seis mujeres para el asesino (Sei donne per l’assassino, 1964)

Es el clásico dirigido por Mario Bava que es considerado como uno de los puntapiés iniciales para la corriente cinematográfica conocida como el giallo. Es el terror italiano que precedió al género del slasher y que hizo escuela, con sus historias de suspenso, asesinos y terror psicológico. En esta película, el centro de la acción es un salón de belleza de Roma, amenazado por un misterioso asesino con una garra metálica. Veánla si quieren ver algo diferente.

Fuente: Mouse