La villana: Violenta, trepidante y Sur Coreana 

 

Esta película es una extraordinaria pieza para los que aman las cintas de espías, acción y porqué no decirlo, las cintas de super héroes. Nada más iniciando, hay una secuencia impresionante que está pensada para atraparte como si de un video juego se tratara. La villana es como si en una licuadora hubiesen introducido a Señor y señora Smith, La femme nikita, atómica (Atomic blonde) y a Jonh wik. Si son fanáticos del anime japonés, de las películas de acción, de los doramas, del cine coreano  les va a encantar.

La sinopsis que se consigue en internet no le hace justicia a la película, pues esta historia está enmarcada en una verdadera locura de subtramas que se van cerrando a través de uncambio incesante de flashbacks y escenas en el tiempo presente, que puede llegar a confundir al espectador si no está alerta. La descripción es esta:

Desde que era una niña pequeña, Sook-hee fue entrenada para convertirse en un asesina sanguinaria. Cuando el jefe de la Agencia de Inteligencia Coreana le ofrece reclutarla como agente encubierta, ella obtiene una segunda oportunidad en la vida: “Trabaja para nosotros por 10 años y ganarás tu libertad”. Su nueva identidad es como Chae Yeon-soo, 27 años, actriz de teatro. Para alguien que vivió una vida de asesinatos, llevar una vida normal no es tarea fácil. Pero cuando dos hombres aparecen de pronto en su vida, descubrirá secretos de su pasado.

Lo primero que podemos decir es la película verdaderamente se llama “la villana” y no es algún rebautizo realizado en latinoamérica para la película, aunque muy por lo general el personaje de Sook-hee es más una víctima que una encarnación del mal. Ella se desenvuelve en  un drama inteligente a pesar de todo. Parece una novela con una narrativa que no es lineal, sino que está llena de flashbacks y de la historia de la protagonista como ya dijimos.

La historia te atrapa desde el primer momento la primera secuencia que casi parece de un video juego y es casi impresionamentemente agotadora, en cuanto a la sangre que puede verse brotando de los que se interponen en las diferentes misiones de Sook-hee. Sin embargo, y luego de pasar una gran cantidad de secuencias de acción, se pone más lenta para intentar generar historia entre los personajes.

La villana es más hollywoodense que las películas de Hollywood, y tiene escenas que son literalemente imposibles de grabar sine efectos especiales, con cámaras que entran a espejos y suben en lugares imposibles, secuencias larguísimas y muy bien realizadas.  Sin embargo la narrativa es muy rara porque no es una película occidental y eso hay que tenerlo claro.

Un punto importante a tener claro: La mayoría de las chicas se ven iguales incluyendo a la protagonista, lo que hace que muchas veces te confundas, pero llega un momento en que comienzas a distinguirlas si has prestado atención.   Podemos decir que es sin lugar a dudas una gran película que debe verse, y en 3D de ser preferible.