Mario López, como el buen vino.

Todos lo conocimos como el grandulón Slater, enemigo a muerte de Zack Morris en “Salvado por la Campana” (si tienen la suficiente edad como para recordarlo).  Sin embargo, los años pasan y este actor de 42 años años ya ¡Está igualito! bueno, quitando el afro y  lo extraños atuendos propios de los adolescentes de los años noventa (como leotardos de gimnasia a cuerpo completo)

Lo que mucha gente no sabe de él es que fué luchador en el bachillerato, toca la batería, escribió un libro de cocina y sobrevivió tres temporadas como participante de “Gladiadores Américanos”, un programa donde los contendientes deben pasar por pruebas fìsicas extremas y, bastante coloridas. 

En este momento es un animador muy conocido, y sin embargo no ha perdido el cuerpazo que le dió la fama en primer lugar, por lo que te lo traemos en este colirio semanal. Que lo disfrutes.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

66 thoughts on “Mario López, como el buen vino.”