Muerte en berruecos: Un magnicidio de película

Muerte en berruecos: Un magnicidio de película

Es en definitiva complicado hacer cine en Venezuela, sobre todo por el estigma que el espectador tiene, gracias una interminable retahíla de películas malas, acerca del cine que se hace acá.

No voy a decir que Muerte en berruecos, del venezolano Caupolicán Ovalles   es una mala película porque no lo es. Es una super producción que tiene  todos los puntos para ser llamada una de las películas mejor producidas y realizadas de los últimos años, con excelentes actuaciones y unos efectos impresionantes, además de las mejores locaciones y un gran guión… pero tampoco es una película fácil para el espectador, y les diremos por qué.

La obra se centra en la investigación del asesinato de Sucre realizada por el Capitán Alejandro Godoy, interpretado por Luis Gerónimo Abreu, dado que la visión del equipo no era realizar una biografía del prócer, sino un thriller policial a caballo. En ella se cuentan todos los elementos que llevaron a la muerte del prócer, desde varios puntos de vista.

A través de este interesante ángulo, se va contando una historia que lejos de ser lineal, abusa de los flashbacks y de algunos elementos de edición que la hacen confusa a ratos.  Sin embargo, además de algunas escenas confusas por este mismo elemento retrospectivo, de un par de escenas melodramáticas (Una especialmente horrible con una escopeta y una señora) y un personaje que no era del todo creíble, la cinta es verdaderamente recomendable y de verdad es una experiencia visual.

La música de manos de Valdemar de lima, y la edición de sonido son increíbles, y son una de las mejores aspectos técnicos de la película. Hay que destacar también que los escenarios son tan recónditos y complicados que los productores de la película debieron haber hecho un trabajo impresionante, y además los vestuarios son impresionantes.

Otra cosa que hay que destacar es la Excelente fotografía y arte del film, ya que nos recuerda en muchas ocasiones a los mismos cuadros de los grandes pintores venezolanos históricos.

Muerte en Berruecos es una gran película, que salvando el par de detalles incómodos que mencioné anteriormente, es una experiencia muy recomendable, no sólo por el disfrute de una buena historia, sino porque es un ítem cinematográfico que reabre el debate sobre la duda histórica sobre el asesinato de Sucre, en un momento en el que estos temas tienden a ser tocados con sesgo político partidista, cosa que hay que aclarar, la película está afortunadamente libre de él.

By | 2018-04-18T14:46:10+00:00 Abril 18th, 2018|Críticas de cine|Comentarios desactivados en Muerte en berruecos: Un magnicidio de película

About the Author: