“El pasajero” La última pateada de trasero de Liam Neeson

“El pasajero” La última pateada de trasero de Liam Neeson

Esta película es trepidante,  no sólo como cine de acción sino también como película de autor, pues tiene la firma extraordinaria de Jaume Collet-Serra, un cineasta que utiliza de manera muy eficiente el lenguaje cinematográfico, haciendo que la última película de Liam Neeson antes del retiro sea una verdadera joya.

Liam Neeson ha prestado su sobrio estilo de actuación para construir la imagen más reconocible del padre de familia convertido en guerrero. Nos muestra a pesar de las arrugas, cómo es un hombre de autoridad atrapado en una rutina insoportable, pero que da pie a una trama divertida y a la vez angustiante.

El realizador Jaume Collet-Serra es el artífice, en gran medida, del éxito de Neeson como héroe de acción. Eso se debió a “Desconocido” (2011), inspirada ópera hitchcockiana en la que el actor irlandés trata de recuperar su identidad robada por un grupo criminal tras un accidente en Europa. La amistad entre Neeson y Collet-Serra siguió dando frutos con “Sin escalas” (2014) y “Run All Night” (2015), filmes que renuevan a Hitchcock con una dosis más alta de adrenalina, y con el uso del suspenso en renovadas formas gracias a los dispositivos de comunicación de nuestra era.

En ‘El pasajero’, Neeson interpreta a Michael MacCauley, un agente de seguros con una vida estable al que despiden sin motivo aparente al inicio del filme. Para Michael es una situación complicada. Como él mismo le recuerda a su jefe, ya tiene 60 años y solo le quedaban cinco para la jubilación. Además, como descubrimos poco después, ya había dejado atrás otra carrera profesional como policía. Incapaz de confesarle la verdad a su esposa por teléfono, emprende como siempre el viaje de regreso a su casa. Es en el tren donde recibe una oferta que no podrá rechazar. Una misteriosa mujer, Joanna (Vera Farmiga borda estos papeles), le ofrece 100.000 dólares a cambio de localizar a un pasajero no habitual de ese trayecto que carga con un maletín. Poco después, Michael descubre que los cómplices de Joanna tienen retenidos a su mujer y su hijo. No le queda otra que iniciar la búsqueda de esa misteriosa persona que responde al alias de Prynne antes de que el tren llegue a su destino.

La historia está perfectamente bien contada y el guion es excelente. Desde el principio te mantiene en vilo, y el director utiliza recursos como el montaje cinematográfico para contarte cosas que no te dice con palabras, o un sencillo paneo de cámara a lo largo del tren para denotar la gravedad del mundo en donde por la siguiente hora el personaje deberá moverse para poder sobrevivir.  Y Eso es brillante, porque la historia nos mantiene en vilo, hasta cuando parece que la historia terminó, y luego de eso continúa.

Demás está decir que Los juegos de cámaras, la fotografía y las secuencias es una de las mejores cosas que la película tiene para ser recordada, además de por supuesto ser excelente.

El pasajero’ se despliega sobre todo como un ‘thriller’ de misterio de aires hitchcockianos. Puro cine de entretenimiento hollywoodiense que nos hace preguntarnos porqué son tan interesantes las películas (Bien contadas) que se realizan en trenes.  De verdad completamente recomendable.

By | 2018-03-18T10:06:27+00:00 Marzo 18th, 2018|Críticas de cine|Comentarios desactivados en “El pasajero” La última pateada de trasero de Liam Neeson

About the Author: