Arrobas en el exilio: Amaneceres en Bocas del Pao

Arrobas en el exilio: Amaneceres en Bocas del Pao

Por Juan Carlos Zamora

 

Revisando nuestra mochila, vemos que caen los restos de un tamal envuelto en lo que pensamos era una servilleta, y al desenvolverlo, ¡vaya vaya qué sorpresa!, era la entrevista a uno de nuestros arrobas que creíamos perdida en tierras mexicanas. En fin, lo bueno de todo esto es que, a pesar del tequila de aquella ocasión y las manchas de guacamole en el documento, logramos recuperar el registro histórico de nuestro encuentro con @emersonmaita Todo un personaje en las RRSS, hay que seguirlo para conocerlo, el buen humor es su característica más resaltante, el problema es que hay que tener cuidado al leer sus comentarios porque no se sabe cuáles son en serio y cuáles en broma. Así que, queridos lectores, pónganse cómodos, busquen su bebida y/o bocadillo predilecto y, disfruten de este simpático contacto con el señor @emersonmaita

 

  1. En Venezuela, a pesar de las distintas respuestas y opiniones, pareciera que las razones para emigrar obedecen siempre en una misma motivación: “La cosa está fea”. En tu caso, ¿víctima de algo?, ¿ya lo tenías escrito en tu diario?, ¿le hiciste caso a tu horóscopo?

 

En mi caso, afortunadamente, fue una oferta laboral o más bien un “vente y le echamos bolas” (¿Puedo decir groserías?) por parte de un amigo que quería abrir su empresa aquí en México. Le dije que sí a principios de enero de 2012 y el 20 de febrero en la noche estaba metiendo lo que podía en la única maleta que me traje, al día siguiente ya estaba aterrizando en tierra Azteca. Hasta la fecha, con sus altos y bajos no me arrepiento de haberlo hecho.

 

  1. Tu vida antes de irte del país, ¿muchos o pocos intentos por labrarte una mejor existencia?

 

¡Muchos! Siempre he tratado de mejorar mi porvenir pensando en el negocio que te va a dar para retirarte a los 50 sin tener que trabajar más,  pero POR AHORA no se ha dado. Lo cierto es que casi siempre he trabajado en cosas divertidas y variadas, desde reparar equipos médicos hasta mi actual trabajo que es la post producción (esos que le ponen efectos, letras y música a los videos jeje). Sigo pensando en el pequeño local de comida pero la neurona del emprendimiento no termina de encender.

 

  1. Tomar la decisión fue para ti, ¿tan fácil como derretir hielo con un soplete o, más bien tan difícil como intentar comer sopa con palillos chinos?

 

La verdad no fue difícil, aunque a veces creo que ni lo pensé. Lo único que me detenía era mi familia y en aquel momento mi novia (que ahora es mi esposa y al final fue quien me terminó de dar el empujón para tomar la decisión, aunque no sé si fue para deshacerse de mí). Pero sí, la verdad fue fácil.

 

  1. ¿Desconexión total del país luego de irte o, más bien preocupado por incluso no perder las costumbres?

 

Es difícil desconectarse del país y más cuando eres asiduo en Twitter. La realidad de Venezuela siempre te atrapa y cuando vienes a ver estás dando RT para ayudar a gente que busca medicinas, de alguna opinión de alguien que refleja lo que piensas en cuanto a política o insultando a todos los del régimen. En cuanto a las costumbres soy de pocas, tanto, que en el caso de la comida y es lo que creo más le pega a los que emigran, me da igual desayunar una arepa que unas enchiladas con salsa verde, cremita y queso (ya se me hizo agua la boca jajaja). Las costumbres o raíces no creo que las pierda pero si trato de integrarme por completo a las mexicanas, que para mí son hermosas y muy variadas. Digamos que la venezolanidad la llevo en el alma y la exteriorizo poco.

 

  1. Hay cambios, rupturas, situaciones, que transforman a la persona, a veces de manera negativa, otras de manera positiva. ¿Para bien o para mal, qué sientes que ha cambiado en ti luego de irte?

 

En mi caso hubo muchos cambios positivos. Perdí peso de tanto caminar y manejar bicicleta, cosa que me hacía falta y que no podía hacer en Caracas o que era más complicado. Ahora soy más organizado con las finanzas, aquí si te descuidas terminas debiéndole dinero hasta a Peña Nieto (para los que no lo conocen es nuestro Nicolás). No creo haber cambiado en algo para mal, tendré que preguntarle a mi esposa.

 

  1. El ahora: nueva vida, nuevo rumbo, nuevos proyectos. Cuéntanos un poco.

Digamos que el nuevo rumbo lo tomé cuando me vine a México. De nuevos proyectos pues siempre hay cosas rondando en la cabeza y que en algún momento pasarán del papel a la calle.

  1. Te vemos muy activo en las redes, sobre todo en Twitter, donde encontramos mucho humor. ¿Es la risa algo innato o, simplemente tu arma para enfrentar cualquier situación?

 

Siempre he sido muy echador de broma. Me gusta meterme con la gente pero siempre midiendo reacciones y por supuesto respetando. Los que me conocen saben que soy difícil de enojar pero no imposible. Siempre he sido del creer que de nada vale arrech… qué digo enojarte por cosas o personas que al final no te va a llevar a nada, pero sí, creo que es innato.

 

  1. ¿Durante un café, una copa de vino, o unas chelas, llegas a plantearte en algún momento volver al terruño?

 

Durante el café, las chelas, comiendo y en sueños. Siempre voy a querer volver por la familia y amigos, pero todavía me falta conocer mucho de México así que no será pronto jeje. Me gustaría poder continuar el sueño de mi viejo que fue el campo. Él nos dejó un pedacito de Venezuela bastante grande y muy fértil. Quién quita que mis últimos años sean amaneceres en Bocas del Pao, café en mano y recogiendo lo que esa tierra nos permita producir o llevando a pastar las vacas que darán leche para un buen queso llanero.

 

Lo volvimos a hacer, a pesar de creerla perdida en alguna mesa de cualquier lugar. El travieso universo conspiró a favor nuestro y, acá el resultado, otro compatriota viviendo en suelo extranjero que nos confirma que la vida siempre nos responderá en función de la actitud con que la llevemos.

“Siempre he sido del creer que de nada vale arrech…”

A nuestro amigo @emersonmaita lo pueden ubicar en Facebook, Instagram, pero personalmente, nuestra recomendación es seguirlo en Twitter para que pasen un buen rato, y más si interactúan con él.

¡Hasta la próxima!    

By | 2017-11-03T09:17:32+00:00 noviembre 3rd, 2017|Venezuela|Comentarios desactivados en Arrobas en el exilio: Amaneceres en Bocas del Pao

About the Author:

Lic. Artes, publicista y mercadóloga. Músico y Otaku, a mucha honra.