El glamour de la 89ª edición de los Oscar quedó eclipsado por los últimos noventa segundos del espectáculo y esto ha pasado desde entonces.

Ya ha pasado casi una semana del gran error en la gala de los premios Oscar, cuando se anunció el premio a Mejor Película. Para muchos fue un simple equivocación, pero la Academia de Hollywood se lo ha tomado muy enserio y ha tomado cartas en el asunto.

Una de las medidas que se han tomado ha sido que los notarios responsables, Brian Cullinan y Martha Ruiz, no volverán a trabajar en este popular evento nunca más. Así lo anunció la presidenta de la Academia Cheryl Boone-Isaac en una reciente entrevista con Asociated Press, la cual ha sido recogida por Wave News. “Era una preciosa, preciosa y maravillosa noche. Después, por supuesto, llegaron los últimos 90 segundos. Eso me enfadó, diría que en los últimos días todo el mundo se ha fijado en esos 90 segundos y han olvidado lo brillante que fue el día”, opina en cuanto al transcurso de la gala.

“Ellos tenían trabajo que hacer, ¡un único trabajo que hacer! Obviamente hubo una distracción”.

El descuido del que habla Bone-Isaac se refiere al momento en el que Cullinan, quien trabaja para la auditoria PwC, utilizó su teléfono para compartir una fotografía de Emma Stone celebrando su triunfo como Mejor Actriz. Ambos notarios tenían prohibido sacar su móvil para evitar una equivocación como la que tuvo lugar al final de la noche.

Durante la entrevista, Bone-Isaac también ha criticado que los responsables no siguiesen los protocolos al instante y no saliesen al escenario para aclarar la situación: “[Estos protocolos] han funcionado durante 83 años. Estamos revisándolos, por supuesto. Porque nunca había pasado antes y no queremos que ocurra otra vez. Estamos siguiendo nuevas pautas, nuevos protocolos y reexaminando cada paso para asegurarnos de que esto nunca, nunca vuelva a pasar”.

“Warren, él asumió la responsabilidad. Él asumió la responsabilidad de una situación que él no había creado”.

oscars-premios-moonlight-lalaland

Pues el error ha sido una de las cosas más comentadas de la 89ª edición de los Oscar y en una anécdota aparte, el encargado de un cine en Londres se lo tomo a risa. Tal y como informa The Independent, los asistentes que acudían una proyección de la oscarizada Moonlight en el cine Rio en Dalston, en Londres, quedaron sorprendidos cuando al apagarse las luces empezaron a salir en pantalla imágenes del musical protagonizado por Emma Stone y Ryan Gosling.

Las carcajadas y los aplausos del público no tardaron en hacerse oír por toda la sala. El encargado del cine ha confirmado que fue una broma cometida adrede para hacer reír a los espectadores y que solo proyectaron unos 20 segundos de un tráiler.

Pues la próxima entrega de los Premios Oscar será a prueba de errores o eso esperamos ¿verdad?