Los plagios artisticos mas evidente del mundo

En conmemoración al “Día Mundial de la Propiedad Intelectual” decreto impuesto por la Naciones Unidas en el año en la finalidad de que se reconozca y recompense la creatividad de los inventores, autores y artistas, así como su contribución para mejorar la sociedad y promover y mantener la diversidad cultural.

Es por esto que en honor a este día Te traemos aquí algunos plagio que dieron mucho que decir.

Rey león vs Kimba, el león blanco

Para comenzar, tenemos el caso de la pelicula el Rey León, película que tiene una similitud al clasico japones Kimba el león blanco del afamado mangaka Osama Tezuka.Al compararlas, plano a plano, los robos son demasiado obvios, al punto de llamar “Simba” al protagonista.

 

Snakes on a Train vs Snakes on a Plane

Ambas cintas cinematográficas, tiene elementos muy similares un medio de transporte y serpiente.

 

ahora pasamos a la música, que también ha tenido bastante caso recurrente de plagio

El tema de GhostBuster vs I Want A New Drug 

Uno de ellos fue el caso de la  banda sonora para la película de Columbia Pictures “Ghostbusters”, tema que fue considerado plagio debido a la similitud al tema “I Want A New Drug” interpretado por Huey Lewis “Ghostbusters” no sólo encabezó el  primer lugar de la lista Billboard en Estados Unidos, también se llevó un Grammy en 1984.

 

“Come Together” de Chuck Berry   vs “You Can’t Catch Me” de  the beattle

 

El fallecido John Lennon, ex integrante de The Beatles, fue demandado en 1973 por la discográfica de Chuck Berry al señalar que “Come Together” tenía líneas parecidas a “You Can’t Catch
Me”. Al final, Lennon reconoció su culpabilidad y el caso fue cerrado. Respecto al acuerdo, es muy poco lo que se conoce.

 

Para finalizar tenemos un caso de plagio en la literatura

 

William Shakespeare o el “plagio total”

William Shakespeare no sería el autor de ninguna de sus magistrales obras. Se trataría así de un plagio
universal, en la que un escritor no sólo copia un texto de otro sino que se atribuye toda su creación literaria.
La teoría se basa en dos argumentos: la primera seria, que existen muy pocos escritos biográficos o registros sobre la vida del Bardo de Avon que describan más en detalle su vida y trayectoria,
y por otro lado, que tratándose de alguien nacido en un pequeño pueblo, hijo de un modesto comerciante, no poseía los medios para haber accedido a los conocimientos necesarios para
escribir sus dramas, llenos no sólo de una prosa exquisita sino además de datos y explicaciones de alguien que ha tenido formación también en otros campos, como la astronomía, la historia, etc.
Por el contrario -según esta hipótesis- las obras habrían sido escritas por un verdadero intelectual de la época, entre cuyos candidatos se cuentan a Sir Francis Bacon, Christopher Marlowe o el
Conde de Oxford (Edward de Vere), que por razones personales no habría querido revelar su autoría.